Imagen Ilustrativa

El stealthing o ‘sigilo’ es la peligrosa práctica que consiste en quitarse el condón sin consentimiento de la pareja.

Los legisladores del estado de California presentaron el proyecto de ley, AB 453, que permitiría a las víctimas demandar por daños y prejuicios. Sin embargo la retirada no consentida del preservativo no se calificaría como un delito que podría acarrear cárcel.

Este proyecto se ha impulsado desde el 2017 por la asambleísta Cristina García, luego de que la Universidad de Yale compartiera un estudio que demostraría que los casos de ‘sigilo’ estaban aumentando.

“Es repugnante que haya comunidades online que defiendan y fomenten el stealthing y den consejos para salirse con la suya y quitarse el preservativo sin el consentimiento de su pareja, pero no hay nada en la ley que deje claro que esto es un delito”, dijo García.